Datos personales

A veces hay que abrirse y enseñar el alma.

domingo, 30 de octubre de 2011

Qué horrible es el mundo, mientras mi hermana respiraba por ultima vez, nada se detuvo, la gente seguía riendo por cosas tontas, comprando lavadoras, eligiendo vestidos, llorando por algo y  yo estaba estudiando biología, los hongos, solo pensaba en que Bailey llegara con su alegría y poderle contar lo que me había pasado hoy y luego cenar junto a ella, pero ese momento no llego, ni llegara.
-Por si alguien quiere ser feliz. El cielo esta en cualquier lugar.

0 comentarios:

Contact

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Clara. Con la tecnología de Blogger.

Seguidores