sábado, 12 de noviembre de 2011

Y te chocas.

Hoy me he rendido, lo he dejado; porque sí, porque quiero, por la impotencia que he sentido. He llorado, por ver que nadie hacía un esfuerzo por ver lo que yo quería, por amoldarme, porque sí quería hacerlo, pero a  mi manera. He gritado porque soy demasiado previsible, porque organizo todo, porque soy tonta, y ellos también. Me ha dolido y me enfadado por que no has seguido las normas, por arrasar el plan establecido, porque haces giros inesperado en una línea recta. Y me he rendido, lo he hecho por unos momentos, pero como así, y sigo mis principios, no me he rendido, he continuado, he puesto delante mi lema y por querer seguir, he seguido, pero con el modelo mal establecido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario