viernes, 2 de diciembre de 2011

Lloverá

Las cosas vienen y van, las cosas malas se acaban olvidando, pero son los momentos felices los que más perduran en nosotros. Quién no ha tenido su día malo y su día bueno, pero quien tiene a las personas adecuadas con las que compartirlos. Así que más os vale, elegir bien, porque eso también perdura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario