viernes, 3 de febrero de 2012

Tengo ganas de crecer.

Tengo ganas de ser mejor, de superarme. Hay tantas cosas que descubrir, tantas cosas por las que ser feliz, que no merece la pena sufrir. Renunciar no es más que escoger, hay que saber que si sigues al corazón no tienes nada que perder, pero debes pensar dos veces tu elección porque dicen que el corazón es sincero pero egoísta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario