domingo, 16 de diciembre de 2012

Seguir intentandolo.

Cuando la vida te ofrece un sueño que supera con creces cualquiera de tus expectativas, no es razonable lamentarse de su conclusión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario