domingo, 3 de febrero de 2013

Justo cuando pensamos que tenemos todo claro, el universo nos arroja una bola con efecto. Así que tenemos que improvisar. Encontramos la felicidad en lugares inesperados. Encontramos el camino de regreso a las cosas que más nos importan. El universo es así de curioso. A veces sólo tiene una manera de asegurarse de que terminamos exactamente donde pertenecemos dónde no falla nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario