jueves, 28 de febrero de 2013

Sin padecer.

Dicen que lo más difícil es empezar, que cuando ya lo tienes todo es coser y cantar. Pero no es verdad, lo difícil que parar, hacer que todo cambie y volver al punto de partida. ¿Cómo borras todo? ¿Cómo haces para reajustarte a lo anterior? Las cosas acaban, terminan y no siempre con un cartelito que nos avise, lo tenemos que hacer solitos, pero hay muchas formas de terminar. Esta la forma sana, la explicativa, la que duele, la que pasa, y la que te comes tu solito porque empezaste porque quisiste y lo dejas de la misma manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario