martes, 5 de marzo de 2013

Rios de odio desembocando en alegría

Apuesto a que a esta hora de la noche todavía estás despierto. Apuesto que estás cansado, pero que no estas durmiendo. Apuesto que estás sentado en tu silla al lado de la ventana mirando la ciudad y apuesto a que algunas veces te preguntas por mi. Y solo quiero decirte, que a veces, solo a veces, necesito todo de mi, para no llamarte, para no volver a poner "hola" por volver a oír un adiós.


No hay comentarios:

Publicar un comentario