sábado, 21 de septiembre de 2013

8 de agosto

Me gustaría decirle que mirare al Sol por ella. Me apoyaré contra la pared con las manos atrás y mirare pasar a los demás igual que solía hacer y decía que no creía en ese momento, que siempre echaré las dos cucharaditas de canela en las galletas. Y que todas las veces que ella quiera oír la Traviata, la melodía resonará en mi cabeza para que la pueda oír. Que prometo ser buena y estudiar lo que me gusta. Estoy segura de que ya no coseré los botones nunca más mal, ni olvidaré sus costumbres porque se han hecho mías, mantendré la promesa y cuidare de los que valen la pena. Me gustaría también que pudiera ver el colgante del buho mirando hacía arriba en mi cuello,que acudiera a mi para ver las nubes otra vez, tocar el agua y poder respirar el aroma de los narcisos, como él estaba en ella y ahora ella con él. Y desde luego siempre conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario