lunes, 7 de diciembre de 2015

Buenas tardes

Hay días en lo que hay que recomponerse, coger los pedacitos del suelo y volver a pegarlos. Despacito, dejando que encajen y nos hagan bien. 
Nos lamemos las heridas para que no vuelvan a sangrar, y que el idiota de turno no nos vuelva a hundir. También, nos convencemos (que es la parte más dificil) de que es domingo, pero que estamos bien que podemos con esto. 
Pero ¿y que pasa cuando no se puede? Pues llega el lunes y aún estamos medio hechos, así volvemos a casa a las ocho esperando que alguien nos quiera ¡qué suerte que alguien nos quiera!
Así que si esto va a por alguien, es por lo que no tienen a alguien que los quiera y siguen a medio hacer el lunes, a esos: 
Todo pasa.

Firmado. C

No hay comentarios:

Publicar un comentario