miércoles, 29 de febrero de 2012

De la cabeza a los pies.

Dicen que las personas que mienten mucho acaban creyéndose sus propias mentiras. Al igual que dicen que por muy triste que estés si sonríes el subconsciente te provoca una sensación de felicidad. Lo primero no lo he probado, lo segundo es una buena manera de engañar, a los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario