Datos personales

A veces hay que abrirse y enseñar el alma.

jueves, 11 de abril de 2013


Todos creemos que vamos a ser geniales, que llegaremos a cumplir todo lo que nos proponemos, es por eso que nos sentimos un poco atacados cuando no cumplimos nuestras expectativas. Pero a veces, nuestras expectativas se quedan cortas. A veces lo esperado se queda insuficiente al lado de lo que no esperábamos. Lo esperado es lo que nos mantiene firmes, levantados, fuertes, con la cabeza alta. Lo esperado es sólo el principio. Lo inesperado es lo que nos cambia la vida.

0 comentarios:

Contact

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Clara. Con la tecnología de Blogger.

Seguidores