martes, 7 de mayo de 2013

Dicen que hay un momento, un único momento, en que las estrellas se alinean creando un brillo increíble que el destino moldea hasta formar lo que muchos llaman una "oportunidad". Ese resplandor hermoso se reparte y planta en los sueños, se riega con la esperanza y crece con la lucha. Puede que florezca cuando su portador es lo que llaman un "soñador" sinónimo de "guerrero", o que se marchite cuando el miedo se apodera y finalmente se acabe secando- Cuando florece resplandece de una manera incomparable e imparable, brilla tanto que a veces ciega a algunos y les hace crecer en ellos una pequeña semilla negra, la cual llaman "envidia". Dicen que los sueños son un riesgo, un paso en
falso pero que arriesgar en ellos puede que sea la decisión más importante que se toma porque no siempre a la oportunidad le gusta esperar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario