domingo, 23 de junio de 2013

Me pregunto si cuando dejemos de hablarnos encontrarás a alguien que sepa saborearte tanto como yo, y si cuidarás los recuerdos, si les dejarás su espacio, y si los querrás como los he querido yo. ¿Y si acaban en la basura? Me atormenta esa idea. Pienso en mirar a mi alrededor y en no reconocerme, o en no reconocerte a ti. Hacerme a suelos nuevos que tú nunca has pisado. Y me da pánico pensar donde estarás tu, o peor con quien estarás, porque no hay peor tortura que las dudas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario