miércoles, 11 de septiembre de 2013

Y cambias de dirección

Siempre fui muy independiente, porque yo nunca me he preocupado por nadie ni por nada. Y bueno, todo el mundo lo aceptaba decían "Es así, que se le va a hacer". Y llegas tú, joder, tú. Tú no me veías de ese modo, nunca había conocido a nadie que de verdad pensara que yo valía la pena, hasta que te conocí a ti. Y tú lograste que yo también me lo creyera. Asi que, por desgracia, te necesito y tu me necesitas a mi porque todos necesitan a alguien que este dispuesto a dejarse la puta piel por ellos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario