jueves, 5 de diciembre de 2013

De vuelta a dormir


Hoy me confesó que nos echa de menos. Pude apreciar, su voz temblorosa e insegura, temblando al elegir las palabras para que sonaran adecuadas, cómo no sabía cómo expresar cuánto nos necesita. Estaba paralizada, totalmente bloqueada temerosa de que descubriéramos que le necesitamos tanto como ella a nosotros. No va a volver. Puede que el teléfono vuelva a sonar como lo hizo esa vez, con la misma melodía e incluso a la misma hora, pero el minuto anterior a la llamada, el suspiro anterior, la caricia contra la almohada y su pelo alborotado, no volverán aunque haya mil cosas que parezcan que lo traen de vuelta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario